Páginas

miércoles, 4 de mayo de 2016

Mi estrella


Cuando cumplí 20 años llegue a la conclusión de que nunca había sentido ninguna clase de amor, hasta que un día mi primita con su nacimiento lleno de luz y colores mi aura oscura y convirtió mi vida en un bello arcoíris, sus risas fueron mis distracciones y me quedaba dormido  observando su lenta respiración, ella me dio felicidad, experimente el amor y el querer proteger a alguien más, fue lindo sentir esa clase de cariños fraternales que por mis sosiegos y andanzas nunca había experimentado. Nunca me enamore o no creí hacerlo, tal vez lo hice una o cuatro veces, tal vez creí amar a ciertas personas, pero hoy con mi experiencia me doy cuenta que esos amores eran momentáneos no mas que un cariño reciproco en el yo servía para llenar el corazón atormentado de mis amantes lejanos, y ellos sin embargo llenaban espacios vacíos en mi vida para luego después irse, como esos meteoros que surcan los oscuros cielos, así eran sus cariños, brillaban con luz diminuta alumbrando la opacidad de mi vida, yo era feliz cuando estos aparecían, pero como un meteorito su destello no es para siempre y se aleja sin más.

Un día un cometa surco mi cielo, lo lleno de colores y me hizo enloquecer, ese cometa casi me hizo perder la cabeza, creía estar enamorado (Lo estaba) me había de hecho enamorado de aquel cometa, de aquella estrella diferente que con su cola ilumina el cielo y hacia que todos se detuvieran a observarla, esa estrella era distinta, era única en su especie, pero todo cometa viene, alegra, ilumina, para luego difuminarse y esclarecerse; se perdió y me dejo a oscuras.

-¡Te amo! Un día me dijo ese cometa; realmente no me amaba, o tal vez si ¿quien sabe? Los cometas mueren rápido, y no se olvidan fácilmente. Su ida cobarde sin decir adiós me dejo en un limbo perdido en mis memorias, lloraba largo y tendido e inclusive me enferme por días, aquel cometa dejo mi cielo oscuro, indefenso no sabía qué hacer.

-¡Hola! Le susurre a una de las estrellas, era para mí ordinaria, era como cualquier otra, era una de las tantas estrellas de mi firmamento.

-¡Hola! Respondió esta sin más sin percatarse de mi existencia.
Esa fue nuestra primera conversación, seguí saludándole, hablándole contándole hasta las cosas más triviales e innecesarias de mí vida, decidí llamarle “Anita, la estrella” ella venia de una tierra lejana, es curioso de la misma tierra del cometa que había alumbrado mi cielo, ella me cantaba en las noches frías y compartía conmigo la luz que irradiaba, me hizo quererla tanto que le abrí mi alma y corazón, le conté mi vida entera tanto que ella podría escribir un libro publicarlo y vender millones de ejemplares. Una noche mientras titubeaba y mis manos sudorosas temblaban le hice una confesión, le ponía mi vida en sus manos, ella me acepto tal cual era con mis ángeles y demonios, y así me di cuenta que había perdido la cabeza por ella.


Nuestra vida es un cielo, un cielo oscuro que pocas veces es iluminado por ciertas personas, detalles, placeres y experiencias, son pocas las personas que han marcado mi cielo, son pocas a las personas a las que les he abierto el corazón, muy pocas son las que me conocen, y sé que son muy pocas las que te conocen, “Anita la estrella” lleno de luz y sigue llenando de luz mi vida, no mi cielo, una estrella no tiene tanto poder, aun mi cielo está oscuro, mas no eclipsado, hay personas que alumbran mi vida y tu Anita eres una de ellas, cuando pienso en ti siento en lo dichoso que soy por conocerte, quisiera atravesar océanos para encontrarte, la distancia es la barrera que me separa de ti, mi estrella, pero estoy feliz porque sé que tu mi estrella estarás siempre a mi lado.  


6 comentarios:

  1. Ay!No sé lo que decir... agradezco a Dios por tenerte en mi vida. Tu eres mi cielo, mi estrella, mi sol, mi todo! Siempre estaré a su lado! Te amo!!

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. Anónimo6/5/16 8:45

    Hiciste brotar de tu corazón, tus dulces sentimientos y los transformaste en letras...el lector se puede llegar a identificar xq uno siempre se queda en la duda si de verdad una vez amó de verdad o si solo fueron ilusiones fugaces.
    El amor es extraño y tan distinto para cada persona y a quien lo transmitimos (hijos,sobrinos, amigos, familia... Amores lejanos e imposibles pero no por ello menos importantes)

    Lo rescatable de todo es que en la adversidad y con tantas cosas sucediendo alrededor, el amor pueda asentarse en tu corazón y aun así ser correspondido. Estoy segura que dejaste sin palabras a Tu estrella Ana y que si antes te amaba ya, ahora lo hace con más intensidad. Envidio ese sentimiento tan hermoso que albergan, xq yo hace dos años o quiza màs que mi corazon ya no ha vuelto a amar de la misma forma, peor es una envidia sana eh ;) sabes que eres como un hermano para mí y siempre te desearé lo mejor del mundo... tqm Fran :) ----Pam----

    ResponderEliminar
  4. Siempre me pregunte si alguna vez ame de verdad o si alguien en alguna parte me amo y tú me hiciste preguntármelo de nuevo, entiendo que la vida es así y que algunas alegrías en nuestras vidas son pasajeras, que hay estrellas que nacen muy brillantes pero que se extinguen con el paso del tiempo, yo mismo fui la ilusión pasajera de algún otro que necesitaba de alguien en quien creer, Amigo quiero decir que me encanto y que estoy muy seguro que en el futuro, brillará para ti una luz infinita y que aquellos rincones de tu alma que quizás no conozcas se verán iluminados por ella...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
  5. Woow que palabras más bellas, creo que siempre hemos sido la luz de alguien, una estrella para otros seres, estrellas que tal vez están muertas y solo vemos la luz, he sido la estrella como dices tú de muchas personas, y estoy seguro que son muchas las estrellas que han pasado por mi cielo. Ese cometa y esa estrella son las únicas personas que han e hicieron mas bonito mi mundo, lastima que ahora esas dos estrellas se apagaron, mi cielo no esta negro aún quedan puntos de luz y motivaciones. Mil gracias también por tus buenos deseos, abrazos.

    ResponderEliminar